Seguro de Responsabilidad de Administradores y Directivos

Seguro D&O: responsabilidad de administradores y directivos

Esta póliza es un mecanismo de protección para todas aquellas personas que toman y ejecutan las decisiones en una empresa, ya que por ley responden con su patrimonio personal presente y futuro, frente a cualquier perjuicio económico ocasionado a un tercero como consecuencia de una decisión empresarial o acto negligente.

Esta responsabilidad tiene un extenso ámbito, abarcando la responsabilidad por daños, deudas sociales, concursal, penal, administrativa, tributaria, laboral, etc…

En el sector de distribución del automóvil este seguro adquiere mayor significado por dos motivos:

  • Las empresas familiares son más vulnerables a las demandas.
  • El sector del automóvil concentra un porcentaje elevado de las mismas.

  

Coberturas del seguro D&O

  • Responsabilidad civil de administradores y altos cargos.
  • Reembolso a la empresa.
  • Gastos de defensa.
  • Gastos de representación legal.
  • Gastos de extradición.
  • Gastos de publicidad.
  • Gastos de gerencia de riesgos.
  • Fianzas.
  • Reclamaciones por prácticas laborales.
  • Administradores o altos cargos designados por la empresa en sociedades participadas.
  • Extensión automática a las nuevas sociedades filiales.
  • Extensión automática a nuevos cargos designados por la empresa en sociedades participadas.
  • Antiguos administradores o altos cargos.
  • Operaciones sobre valores realizadas por la empresa.
  • Sanciones administrativas.
  • Responsabilidad concursal de los administradores o altos cargos.
  • Gastos de constitución de aval concursal.
  • Responsabilidad tributaria subsidiaria de los administradores por deudas tributarias de la sociedad.
  • Gastos de inspección en materia de defensa de la competencia.
  • Gastos de constitución del aval en evitación del embargo preventivo.
  • Inhabitabilidad profesional de los administradores o altos cargos.
  • Reclamaciones por prácticas laborales.
  • Responsabilidad en materia de seguridad social de administradores y altos cargos.
  • Gastos de emergencia. 
  • Gastos de defensa por homicidio empresarial.
  • Extensión a la responsabilidad como fundador.
  • Gastos de privación de bienes.
  • Servicio de diagnóstico gratuito en materia de responsabilidad penal corporativa.

 

Consejos

La contratación de este tipo de seguro estimula una dirección empresarial dinámica, incentivando a los directivos de las empresas a asumir riesgos, frente a unas leyes vigentes que contemplan la responsabilidad de los administradores y directivos de las empresas, respondiendo de la misma con su patrimonio personal.

Elegir aseguradoras no generalistas y sí aquellas especializadas en esta tipología de riesgos por su experiencia, capacidad de coberturas, cualificación, etc…   

Preguntas frecuentes

¿Quién contrata el seguro?

El titular del seguro es la empresa, aunque los asegurados son los altos cargos, administradores, fundadores y cualquier persona que de hecho tome decisiones en la misma.

¿Quién paga el seguro?

Es la empresa quien soporta el coste de la póliza.

¿Deben actualizarse permanentemente en la póliza las personas aseguradas?

En la póliza no se nominan las personas aseguradas, quedando cubierta toda persona que de hecho tome decisiones en la empresa y no considerando sólo a los fundadores, altos cargos y consejo de administración.

¿Qué es un acto negligente?

Cualquier acción u omisión, real o supuesta, cometida por cualquier administrador o alto cargo en su calidad de tal y que sea contraria a la ley o a los estatutos o incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo, así como cualquier acción u omisión, real o supuesta, que pueda dar lugar a una reclamación por prácticas laborales.

¿Qué tipo de perjuicios pueden motivar una demanda contra la empresa?

• Gestión incorrecta del patrimonio.
• Errónea decisión en la compra o venta de activos.
• Fusiones y adquisiciones.
• Decisión de inversión equivocada.
• Prácticas de empleo, etc.

¿Quién puede ser el demandante?

Accionistas, acreedores, clientes, proveedores, organismos públicos, empleados, etc.

Compártelo:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Quieres saber más?

Cerrar menú